A ver cómo te lo cuento

Dicen que no se vive ilusiones,

y es verdad,

pero yo respiro más libre imaginando que a ratos también me piensas.

Por eso he sustituido los miedos por mapas de tu mente

para poder quemarlos todos

y empezar a explorarnos desde cero,

y acelerar hasta alcanzar los mil por hora

y quizás estrellarnos

y disfrutar del golpe.

Aún sin rozarnos las miradas

sé que tienes dos océanos bajo las cejas

y sueño con ahogarme en ellos más a menudo

de lo que debería.

Pero no huyas,

que esto acaba de empezar,

no huyas antes de escuchar

que tengo unas cuantas flechas y muy mala puntería

pero estoy comenzando a practicar,

a ver si (te) acierto.

Porque de verdad lo necesito.

Y a ver.

A ver cómo te lo cuento:

sé que no te conozco,

pero siempre he vivido enamorada del misterio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s